Cómo abordar una reforma integral

Una reforma integral de nuestra vivienda es el primer paso para conseguir que ese espacio que hemos comprado con tanto sacrificio se convierta en nuestro hogar. Una reforma de ésta índole a veces no sabemos cómo afrontarla, por dónde empezar o a quién recurrir. Desde Trisacor os queremos dar algunos consejos para que consigáis tener la casa de vuestros sueños.
Tenemos que tener claro que la obra que vamos a afrontar va a ser para cumplir con nuestras necesidades y para conseguir un espacio más optimizado. Se trata de crear un lugar acorde con nuestro estilo de vida, con las necesidades reales que tengamos: espacios adaptados, libres de obstáculos, sin peligro para los niños, etc.

Reformas integrales en el hogar

¿Cómo llevar a cabo una reforma integral?

Es conveniente que sepamos desde el principio cómo van a quedar los nuevos espacios, cómo vamos a distribuir la vivienda, dónde colocaremos la cocina, habrán suficientes enchufes, qué hacemos con las tuberías, qué elementos no podemos eliminar…, para ello podemos recrear de manera gráfica (mediante un plano) los cambios que queremos llevar a cabo.

Una reforma integral debería planificarse junto a unos profesionales de las reformas, ya que con su experiencia podrán aconsejarnos mejor sobre la distribución para sacarle el mayor partido a la vivienda.
De la misma manera os podrán informar de si los planes que tenéis se pueden realizar o no (muros que no se pueden tirar, cambios en la fachada del edificio que habrá que consultar…), de si la reforma de la vivienda se ajusta a la normativa vigente, qué licencias son necesarias, etc.

Saber todo lo que queremos hacer es primordial para poder calcular los gastos que supondrá la reforma integral. Teniendo en cuenta también qué tipos de material o qué calidades queremos colocar. No podemos ir eligiendo sobre la marcha porque generaremos gastos extra innecesarios.

Contratar una empresa de reformas. Lo mejor es que os pongáis en manos de una empresa profesional y si podéis informaros de los trabajos que ha llevado a cabo, mejor.

Garantías. Para evitar malos entendidos es mejorar elaborar un contrato de obra con un presupuesto. Con ello podremos establecer el trabajo que se va a realizar, la calidad de los materiales, los plazos en los que se va a llevar a cabo…

No quedarnos atrás. A medida que se vaya desarrollando la obra es conveniente que vayamos diciendo lo que nos gusta y lo que no para modificarlo, en el caso de que sea posible, antes de que sea demasiado tarde.

Las reformas no tienen porqué convertirse en un infierno si las planificamos bien desde el principio y nos rodeamos de profesionales para llevarlas a cabo.
En Trisacor llevamos años trabajando en la reforma de viviendas, locales comerciales, oficinas, etc. y sabemos la satisfacción que produce a nuestros clientes ver sus sueños cumplidos. Si estáis pensando en afrontar una reforma integral no dudéis en contactar con nosotros, la experiencia y nuestros trabajos nos avalan.

Nuestros proveedores
Porcelanosa
Cointra
Silestone
Grohe
Velux
Saint-Gobain
Nuestros clientes
abordar-reforma-integral