¿Cómo funcionan los edificios antisísmicos?

Edificios antisismicos. Trisacor

Construcción de edificios antisísmicos. Estructuras flexibles

En repetidas ocasiones, hemos podido ver la resistencia que muchos edificios tienen ante seísmos y la flexibilidad que puede llegar a tener su estructura para evitar daños o derrumbamientos. Esto no es ninguna casualidad ni producto de la fortuna, su origen está en un cuidado proceso de diseño y fabricación.

Los derrumbes de los edificios se producen por la rigidez que estos tienen unido a un movimiento de la superficie donde se encuentran, es por ello que la clave para que las estructuras aguanten una sacudida sea conseguir que sean más flexibles.

Para conseguir este objetivo, todas y cada una de las plantas que compongan el edificio deberá contar con lo que se denomina como encuentros articulados, es decir, aquellos puntos donde se unen los pilares con las vigas o los suelos con los techos. Esta técnica permite dotar de cierta flexibilidad a la construcción siendo más resistente ante posibles movimientos.

La misma metodología de construcción se utiliza para los rascacielos, los cuales pueden ser azotados por fuertes vientos y que necesitan ese punto de elasticidad para que no se produzcan daños.

El terreno sobre el que se levanta un edificio también influye en su estabilidad. Un suelo blando puede tener consecuencias nefastas para la integridad y durabilidad de una estructura, por lo que es importante realizar un exhaustivo estudio de las características del terreno previo a cualquier edificación, este análisis nos ayudará a dotar a la construcción con herramientas y protección ante posibles complicaciones del suelo.

En estos casos, son dos las soluciones más comunes: la primera se trata de la mejora de las condiciones del suelo mediante un proceso artificial, que tiene como fin compactar la superficie dotando de mayor estabilidad a la edificación. La segunda opción es una técnica conocida como aislamiento base, un método más complejo y que se utiliza en aquellas zonas con un alto riesgo o porcentaje de terremotos a lo largo del año. Dicho método consiste en añadir entre los cimientos y la estructura del edificio unos aisladores de neopreno que ayudan a que este se desplace levemente con el movimiento evitando el efecto colapso entre estructura y suelo.

En Trisacor, contamos con una amplia experiencia en el sector de la construcción, tanto en Murcia y alrededores, implementando las soluciones más eficaces y precisas para cada caso. Este es solo un ejemplo más de que la tecnología también se emplea en el sector de la construcción con el fin de conseguir edificaciones más resistentes y duraderas, a la vez que se complementan con otros conceptos como el cuidado medio ambiental o el uso de energías renovables.

Nuestros proveedores
Velux
Saint-Gobain
Silestone
Cointra
Porcelanosa
Grohe
Nuestros clientes
como-funcionan-los-edificios-antisismicos